Se√Īor Lasso detenga la violencia


95

Sus seguidores agreden a periodistas de El Comercio y otros medios sin distinción, rompen puertas de casas particulares, ofenden e injurian a los empleados del Consejo Nacional Electoral.

Los militantes de CREO registran y hasta cachean a los digitadores en Guayaquil, agreden verbalmente a los transe√ļntes que pasan por donde ustedes se re√ļnen por no participar de sus actos, etc. Y es un largo etc√©tera: las denuncias llueven por doquier.

Y su binomio convoca a la violencia, a cavar trincheras, perseguir a quien se oponga a su partido. Sin la más mínima responsabilidad y con la mayor arrogancia dice esto en nombre de un fraude que nadie ha comprobado. Un electorado de doce millones ya se pronunció y no en su mayoría por su partido.

Usted se√Īor Guillermo Lasso Mendoza ha provocado todo esto desde el domingo √ļltimo cuando llam√≥ a defender un resultado que est√° absolutamente claro y del cual usted tambi√©n es un beneficiario. Usted debe parar la violencia que engendra y promueve con sus partidarios. No se puede ni debe jugar con estos asuntos porque se juega con la verdad, con la democracia y con la misma vida de la gente.

Bastar√≠a con revisar todo lo que se ha dicho del proceso electoral por parte de observadores, t√©cnicos y analistas serios para saber que la provocaci√≥n y el llamado a la violencia no tienen ning√ļn sustento pol√≠tico. Convocar a una defensa violenta de un resultado solo es para ratificar que la primera fuerza pol√≠tica y mayoritaria no es la de su partido.

La diferencia de m√°s de un mill√≥n de votos entre el primer y segundo lugar no da lugar a ninguna duda. Que la primera vuelta todav√≠a no tenga resultados definitivos no es por el n√ļmero de votos alcanzados por CREO. Ah√≠ est√°n sus datos. Sobre la base de ellos usted deber√≠a hacer una reflexi√≥n mucho m√°s responsable y seria.

Si aspira a ser presidente, en caso de haber una segunda vuelta, bien valdría la pena llamar a la paz y al diálogo como han hecho las autoridades del Consejo Nacional Electoral y el ganador de la primera vuelta. Pero por ahora le toca asumir su condición cristiana y parar la violencia y el odio.

 

Fuente: El Telégrafo

La noticia tiene 367 palabras

También podría gustarte

Comentarios

Espere por favor Loading...