Alluriquin se recupera con las ventas de sus productos segun moradores


133

El hombre, uno de los primeros en el negocio de venta de melcochas en Alluriqu√≠n, se entretiene con los miles de veh√≠culos que a diario pasan por su puesto para no abrumarse por las bajas ventas producto de las secuelas del desbordamineto del r√≠o Damas, el a√Īo pasado.

Sus clientes han vuelto, aunque afirma que ya no es lo mismo que antes.
De como estaban los comerciantes en los días posteriores a la crecida, que se llevó casas, locales y vidas humanas, asegura que la actividad comercial se levantó, pero las ventas, que bajaron hasta en un 80 por ciento, todavía no vuelven a ser las de antes.
Ahora todo lo que exhibe en su puesto lo comercializa hasta en una semana, antes el producto se vendía en tres o cuatro días, refirió.

Menos turistas. La situación de Marcia Andrade fue peor. Ella además, del perjuicio en su negocio, perdió su casa que estaba ubicada junto al Damas.

‚ÄúLa gente ya no baja mucho, en el √ļltimo feriado (de Semana Santa) el comercio no estuvo bueno como se esperaba. Antes se vend√≠a m√°s‚ÄĚ, manifiesta la mujer, quien tiene un puesto de melcochas.

Ella afirma que su situaci√≥n econ√≥mica no ha prosperado, y lo corrobora con cifras. En ‚Äúd√≠as malos‚ÄĚ, por ejemplo, se√Īala que su ingreso oscila entre los 20 y 25 d√≥lares, mientras que antes del desastre natural hasta 80 d√≥lares.

Menciona que los mejores días son los fines de semana.
Mar√≠a Tenorio, de 54 a√Īos de edad y madre de 4 hijos, ha vivido 30 a√Īos en la parroquia vendiendo maduros con queso y choclos asados.

Ella se instala en las afueras de la Casa Parroquial, en el barrio Central, donde hay mayor afluencia.

La mujer reconoce que las ventas han disminuido y que en los √ļltimos meses el negocio se est√° componiendo.

‚ÄúYa casi todos nos estamos acomodando, pero sin ayuda de nadie, de ninguna autoridad, nosotros mismos nos paramos. Los clientes han vuelto, vienen de todos los recintos‚ÄĚ, expres√≥.

Afirma que antes de la creciente todos los domingos llegaba gente de Santo Domingo y turistas de otros sitios a disfrutar de los encantos del Damas, al lado tambi√©n hab√≠a una piscina, ‚Äúpero ya no vienen porque ya no hay nada de eso, todo se fue con el r√≠o, eso baj√≥ las ventas‚ÄĚ, refiere.

Ayuda. El presidente de la Junta Parroquial de Alluriqu√≠n, Willans Arteaga, dijo que lo primero que se hizo para restablecer el comercio fueron las ferias solidarias en lugares p√ļblicos de la provincia, en los primeros meses.

Les dijimos que primero vuelvan a restablecer sus viviendas, ponerle puertas, ventanas y servicios b√°sicos.

‚ÄúEsas dos acciones fueron las que seg√ļn iba pasando el tiempo se hicieron emprendidas por la misma gente y que dieron resultado‚ÄĚ, sostuvo la autoridad.

Indicó que en la actualidad la parroquia está en mejor condición económica.
Reconoció que el restablecimiento de viviendas y negocios lo hicieron los propios damnificados.
‚ÄúLa situaci√≥n era que no hab√≠a comprensi√≥n de las entidades financieras, en ese sentido fuimos muy mal atendidos‚ÄĚ, enfatiz√≥.

CC

La noticia tiene 507 palabras
Por si te lo perdiste...

También podría gustarte

Comentarios

Espere por favor Loading...