Casi la tercera parte del agua contaminada viene embotellada


0 152

El mercado de venta de agua embotellada est√° atiborrado por una diversidad de marcas reconocidas y otras menos difundidas, destinadas a saciar la sed de los consumidores de una urbe como Guayaquil, donde la temperatura ambiental puede llegar a los 32¬įC.

Sin embargo, algunas de las  aguas que ofrecen los vendedores ambulantes en la calle representan un peligro para la salud.  

El acceso a vol√ļmenes insuficientes del l√≠quido y los problemas derivados del tratamiento inadecuado o su transporte en recipientes no aptos pueden contaminar el producto, alertan la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS) y especialistas.

El 70,1% de los ecuatorianos utiliza como suministro para beber una fuente mejorada (tubería, pozo o manantial protegido o agua embotellada), en la vivienda o cerca de ella, de manera suficiente y libre de contaminación fecal. A nivel urbano, del 15,4% de agua contaminada, el 28,6% es agua embotellada o envasada.

As√≠ lo se√Īala el informe de Medici√≥n de los indicadores ODS de Agua, Saneamiento e Higiene (ASH) en el Ecuador, elaborado en diciembre de 2016 por el Instituto Nacional de Estad√≠stica y Censos (INEC), con el aval del Banco Mundial y Unicef.

Juan Manuel Cevallos, profesor e investigador del área de Fitopatología del Centro de Investigaciones Biotecnológicas del Ecuador (CIBE) de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol), y José Cárdenas, decano de la facultad de Ingeniería Química de la Universidad de Guayaquil, coinciden en que existe una variedad de marcas de agua embotellada de  buena calidad.

Pero advierten que hay otras ‚Äúsospechosas de adulteraci√≥n‚ÄĚ y ‚Äúdesconocidas‚ÄĚ que se expenden en la calle. ‚ÄúUno cree que consume agua de la marca A, pero solo es de la llave‚ÄĚ, dice Cevallos.

Ambos sugieren que se adquiera el agua envasada en sitios autorizados.  

‚ÄúSi no es posible hay que fijarse que la botella tenga los sellos respectivos‚ÄĚ, agrega el docente de la Espol.

Para C√°rdenas, todo pasa por la educaci√≥n que tenga el consumidor y los controles que deben hacer las instituciones. ‚ÄúEn la calle se encuentra agua a precios bajos (…) en botellas que generalmente meten en tanques con hielo y que el vendedor contamina porque las manipula sin protecci√≥n‚ÄĚ. Tambi√©n -observa- puede suceder con los botellones retornables.

Cevallos refiere que algunas¬† ‚Äúmarcas seguras‚ÄĚ realizan el proceso de¬† filtraci√≥n y purificaci√≥n del agua en plantas s√©pticas con sofisticados sistemas, como los de √≥smosis inversa (filtros de membrana) y luz ultravioleta, que eliminan impurezas y microorganismos. ‚ÄúEl envasado lo realizan en c√°maras de ozono‚ÄĚ.

Sin embargo, a√Īade, los equipos suelen da√Īarse y cada f√°brica debe asegurarse de que sus sistemas funcionen bien controlando la calidad, lo que incluye un an√°lisis para verificar que est√© apta para el consumo. El agua que llega a las viviendas -opina- no es apta para beberla, a diferencia de la de pa√≠ses como Estados Unidos, donde utilizan una tecnolog√≠a costosa con plantas que potabilizan y purifican. C√°rdenas recuerda que el producto que provee Interagua pasa¬† por un sistema de calidad, pero recorre m√°s de 30 km de tuber√≠as donde puede haber contaminaci√≥n por infiltraci√≥n, especialmente en √©poca de invierno.

Los riesgos del pl√°stico

C√°rdenas advierte del riesgo de consumir agua en envases pl√°sticos que, comenta, pueden ser cancer√≠genos y que afectar√≠a la tiroides en los ni√Īos, pues es un material qu√≠mico que proviene del petr√≥leo. ‚ÄúHay que consumirla, en lo posible, refrigerada y con un lapso de hasta 48 horas embotellada, de lo contrario tendr√° contaminantes cancer√≠genos‚ÄĚ. Cevallos precisa que el pl√°stico¬† cuestionado es el BPA porque libera mol√©culas asociadas con varios tipos de c√°ncer.

‚ÄúEn el mercado existen productos, como biberones, con la advertencia ‚ÄėLibre de BPA‚Äô. Lo ideal es evitar el calentamiento porque de lo contrario se acelera la migraci√≥n de los componentes al agua‚ÄĚ. √Čl se√Īala que los (envases) que se utilizan para el agua embotellada no tienen ese riesgo porque son tipo PET. ‚ÄúPero no sabemos si una marca no registrada lo est√© utilizando‚ÄĚ.

Opciones que ofrece el mercado

Es importante que el consumidor sepa que debe elegir sistemas de filtración y purificación de agua que eliminen microorganismos e impurezas físicas. El mercado ofrece equipos importados de entre $ 500 y $ 1.000, indica Cevallos.  Uno de los que provee de líquido para beber en toda la casa es el de ósmosis inversa con lámpara de luz ultravioleta, que se instala en la entrada principal. También recomienda filtros purificadores que se colocan en la llave de la cocina o la jarra portátil con similar método.

‚ÄúLo importante es que los equipos tengan el mantenimiento adecuado porque se desgastan y pierden efectividad‚ÄĚ. ¬†

Para Cárdenas, la mejor opción es hervir el agua y colocarla en envases de vidrio o en uno de plástico transparente y fuerte. 

El impacto

La OMS advierte que el agua contaminada puede transmitir enfermedades como diarrea, cólera, disentería, fiebre tifoidea y  poliomielitis.

La contaminaci√≥n del l√≠quido potable causa m√°s de 502.000 muertes por diarrea al a√Īo. En el mundo, 1.800 millones de personas se abastecen de una fuente infectada por heces.

En Ecuador, la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) es la encargada de tomar muestras del líquido para el análisis microbiológico y físico-químico.

Las empresas están bajo el régimen de las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM).  Este es un requerimiento, cada vez más exigido, en el mercado nacional e internacional para avalar la calidad del producto y salvaguardar la salud de los consumidores.

 

Fuente: El Telégrafo

La noticia tiene 874 palabras

También podría gustarte

Comentarios

Espere por favor Loading...