Diario Digital de Santo Domingo y Ecuador

Así será el iPhone 8 según los analistas



0 225

El hermetismo de Apple en otras épocas ya no existe. Su caja de los secretos suele abrirse antes de tiempo, tal vez por motivos estratégicos (causar expectación) o para adelantarse a la competencia (quien lo anuncia antes se lleva el gato al agua).

En el año de su décimo aniversario, el próximo mododelo de iPhone, cuyo nombre podría variar entre iPhone 8 y iPhone X, el gigante de la tecnología busca un revulsivo que vuelva a sorprender.

La maquinaria de la rumorología lleva tiempo a pleno rendimiento. Se espera que su presentación se produzca en las primeras semanas de septiembre. Por ahora, ha trascendido que la firma de la manzana está trabajando en un diseño más espectacular que sus predecesores, eliminar la mayor parte de los bordes para entregar una parte frontal cubierta casi en su totalidad por una pantalla y algunas funciones extraordinarias, aunque algunos problemas técnicos en su fabricación puede llevar a cancelar algunas ideas.

En varios aspectos coinciden Mark Gurman (de Bloomberg) y Ming-Chi Kuo (de KGI Securities), dos de los analistas a los que se suelen atribuir certeros vaticinos. En este caso, se habla de la posibilidad que el próximo iPhone incorpore un revolucionario sistema de reconocimiento facial entre otras tantas novedades.

Tres modelos diferenciados por tamaño

La idea más extendida y que más fuerza tiene es que Apple planea lanzar hasta tres nuevos modelos de iPhone este año. Los dos primeros contarán -según Ming-Chi Kuo- con pantallas tipo LCD como los actuales y que estarán diferenciados por tamaño, de 4.7 y 5.5 pulgadas. Un tercero, el más avanzado y posiblemente el más caro, incluirá una pantalla OLED de 5.8 pulgadas, un tipo de panel ya utilizado en otros teléfonos móviles avanzados y que generan altos contrastes y colores intensos.

Alta proporción de pantalla y cuerpo

En los últimos meses, los principales fabricantes de dispositivos móviles se han sumado a la corriente de crear «smartphones» cuya proporción entre la pantalla y el chasis sea mayor que otras temporadas. Samsung, LG, Xiaomi o Vivo han diseñado sendas propuestas que logran este objetivo, la de dejar una sola pantalla en la parte frontal. Y este reto es lo que también está tratando de lograr Apple. Según el analista asiático, el modelo iPhone OLEDtendrá un diseño muy radical al contar con la «más alta proporción de pantalla y cuerpo» de todos los teléfonos inteligentes conocidos hasta la fecha.

Sin botón físico, sin escáner en la pantalla y sin huella

Otro aspecto que se ha rumoreado hasta la saciedad es la eliminación del botón físico en la parte frontal, una seña de identidad de los iPhone que, según Chi Kuo, tiene los días contados. En su momento se habló, además, que la pantalla integraría el escáner de huella dactilar, una tecnología por la que también se ha interesado Samsung o Vivo pero que, sin embargo, todavía no está lo suficientemenete madura y consistente para su integradión. Esa futurista visión ofrece, por ahora, una serie de problemas técnicos y lo que ha llevado a Apple, según los analistas, a abandonar sus planes iniciales. Ello lleva a una reflexión: o la marca queda forzada a mantener un lector de huellas dactilares pero en la parte trasera o, por el contrario, y en una decisión difícilmente comprensible, abandonaría el lector.

Reconocimiento facial más seguro

Ambos analistas coinciden en que la configuración de la cámara frontal del iPhone 8 soportará reconocimiento facial 3D con una tecnología más avanzada que las propuestas ya existentes en el mercado. Este sistema estará enfocado a desbloquear la pantalla con solo mirar a la cámara, autorizar pagos móviles y abrir aplicaciones seguras escaneando simplemente el rostro, señala Gurman, quien considera que este método cobrará mayor fuerza que el actual Touch ID al ofrecer una alta velocidad de reconocimiento y tendría una capa de seguridad más elevada. El modelo de 4.7 pulgadas, sin embargo, conservará un único objetivo, llevando nuevamente la doble lente a los modelos de mayor tamaño.

Más potencia y un chip «inteligente»

En cuanto a sus especificaciones técnicas, y aunque resulte algo lógico, tendrá mayor potencia que sus predecesores, aunque en este caso se optará porque el iPhone de 4.7 pulgadas albergue 2 GB de memoria RAM, mientras que los modelos iPhone 7S Plus (de 5.5 pulgadas) y el iPhone 7 (de 5.8 pulgadas) alcancen los 3 GB de memoria RAM. Todos ellos, además, vendrán en dos versiones de 64 o 256 GB de almacenamiento. Otro detalle a tener en cuenta es que el chip incorporado, A11, añadirá algún sistema basado en inteligencia artificial para que «aprenda» del uso de los propios usuarios y actúe en consecuencia.

Puertos propios

Los nuevos iPhones de Apple, obviamente, contarán con puertos Lightning, pero soportarán circuitos de suministro de energía USB-C incorporados para lograr un sistema de carga más rápida. Se ha especulado también con la posibilidad de incorporar un sistema de carga inalámbrica, aunque todo apunta que se tratará de un método por inducción como sucede en el caso del Apple Watch -el reloj inteligente de la marca- o algunos teléfonos como el Galaxy S8, de Samsung.

Sonido estéreo

Entre otras predicciones que manejan los analistas se encuentran la posibilidad que el iPhone 8 renueve su sistema de audio con altavoces actualizados y un mejorado sonido estéreo.

Pocas opciones de color

Las últimas predicciones señalan que el iPhone 8 no se lanzará con tantas opciones de color como sucediera en los anteriores iPhone 7. La idea más extendida es que estarán disponibles en un chasis con elementos de vidrio y colores oscuros.

 

Fuente: ABC

La noticia tiene 884 palabras

También podría gustarte
Comentarios
Espere por favor Loading...