El organismo requiere un buen descanso para aliviar el estrés


0 206

El organismo requiere un buen descanso para aliviar el estr√©s, el dolor de espalda, adem√°s en los hombros y en el cuello fueron los primeros s√≠ntomas de fatiga. Tambi√©n irritabilidad en el trato con su esposo. Silvia Sosa, secretaria ejecutiva de 40 a√Īos, sent√≠a que su organismo le estaba pidiendo vacaciones.

As√≠ que junto con su familia plane√≥ una ‚Äėescapada‚Äô a la playa de Tonsupa. Pese a que fueron solo tres d√≠as en la primera semana de este mes, esta madre dice estar aliviada. ‚ÄúNos desenchufamos de las preocupaciones de la oficina. Siempre hace falta un tiempo as√≠. Hace bien en lo laboral, porque se evita cometer errores por estr√©s‚ÄĚ.

La psicóloga Paola Valladares confirma la tesis, que se escucha en conversaciones informales. Sí, el organismo necesita vacaciones -apunta- y recomienda tomarse aunque sea el fin de semana para desconectarse y resetearse.

En la √ļltima semana de junio, los estudiantes del r√©gimen Sierra y Amazon√≠a terminaron sus clases. Solo en Quito fueron 642 633. Es com√ļn que padres y madres tomen sus vacaciones de julio a agosto, para pasar un tiempo con sus hijos.

Más allá de ese deseo de compartir con la familia, una psicóloga, un neurólogo y un cardiólogo, entrevistados, ase­guran que es saludable tener un tiempo de ocio a toda edad.

El neur√≥logo √Čdgar Samaniego cuenta que a su consulta llegan pacientes con s√≠ntomas inespec√≠ficos. Presentan mareos, falta de concentraci√≥n, p√©rdida de sue√Īo, ansiedad, etc. √Čl los somete a ex√°menes de sangre, resonancias magn√©ticas y tomograf√≠as.

Al final descubre que es estr√©s, que requieren algo de descanso. ‚ÄúEl estr√©s laboral no es extra√Īo para nadie‚ÄĚ, dijo el m√©dico Francisco Becerra, subdirector de la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS), en una cita sobre seguridad laboral.

El mundo del trabajo, con sus avances industriales, la globalización, el desarrollo tecnológico y las comunicaciones virtuales -mencionó- impone retos y condiciones que suelen exceder los límites de nuestras habilidades y capacidades.

El estrés -alertó el directivo de la OMS- puede conducir a disfunciones físicas, mentales y sociales; mermar la salud y la productividad y afectar a los círculos familiares y sociales. Eso lo confirman los testimonios de profesionales.

‚ÄúLlega un momento del a√Īo en el que no piensas con claridad. Todo te molesta. No funcionas‚ÄĚ. Lo admite Paula Oyarzo, m√©dica general, que trabaja en un hospital pedi√°trico. Ella labora de 08:00 a 14:00, de lunes a viernes, y cada dos d√≠as adem√°s debe estar pendiente de su celular entre las 14:00 y las 22:00 o de 22:00 a 07:00, para correr a atender casos de emergencia.

Su esposo, traumat√≥logo, sale de casa a las 07:00 y en el mejor de los d√≠as vuelve a las 19:30. Si tiene cirug√≠as llega a las 22:30. Ambos tienen dos hijas, Ariana y Diana, de 13 y 11 a√Īos, respectivamente, que est√°n ya de vacaciones.

En junio viajaron a la playa. Han decidido salir cada fin de semana, planean ir al Quilotoa, Latacunga y Ba√Īos. En la √ļltima semana de agosto har√°n un tour playero hasta llegar a Mompiche.

Estar en familia y conocer lugares hace bien -opina Oyarzo-. Con sus hijas y esposo han ido a Chile, Panamá, Orlando ( EE.UU.) y San Andrés (Colombia).

A fin de a√Īo esperan salir al extranjero otra vez. Seg√ļn el cardi√≥logo Ricardo Hidalgo, hay evidencias cient√≠ficas de que durante las vacaciones, al reducirse la carga de estr√©s, disminuye la presi√≥n arterial y la frecuencia card√≠aca.

Hay un efecto beneficioso sobre el coraz√≥n, porque aumenta el per√≠odo de sue√Īo. El Estudio Framingham Heart investig√≥ el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares durante tres generaciones, desde 1948.

Entre los resultados se observ√≥ que quienes evitan tener vacaciones durante varios a√Īos tiene 30% m√°s probabilidades de tener un ataque al coraz√≥n.

Hidalgo advierte que hay también malestares después de esa temporada, por excesos en bebida y comida, así que a veces el beneficio se reduce.

Para el neurólogo Samaniego, hay que desvincularse de esa estimulación visual constante, que implica revisar y enviar mensajes de Whatsapp o e-mails en el celular. El cerebro necesita un período de relajación para desarrollarse, en el caso de los menores de edad.

En los adultos, detalla, requiere parar, a modo de mantenimiento. Eso se puede lograr tambi√©n con la pr√°ctica cotidiana de un deporte. ‚ÄúCuando se habla de tiempo de ocio se piensa en algo improductivo‚ÄĚ, anota la psic√≥loga Valladares.

Pero -reitera- el cuerpo necesita distracci√≥n, recargar energ√≠as, para regenerar c√©lulas desde lo biol√≥gico y psicol√≥gico. En la playa, Silvia Sosa se concentr√≥ en Silvy y Vicky, sus hijas, de 12 y 3 a√Īos. Y tuvo tiempo para su esposo Mario.

CiudadColorada

La noticia tiene 760 palabras
Por si te lo perdiste...

También podría gustarte

Comentarios

Espere por favor Loading...