Apenas minutos después de que la familia de Víctor Balseca Merino lograra poner la denuncia de su desaparición, el cuerpo del hombre, de 36 años, fue descubierto desmembrado y en estado de descomposición en varias fundas abandonadas en una zanja del anillo de la vía Perimetral, la mañana del martes.




0 2.201

Apenas minutos después de que la familia de Víctor Balseca Merino lograra poner la denuncia de su desaparición, el cuerpo del hombre, de 36 años, fue descubierto desmembrado y en estado de descomposición en varias fundas abandonadas en una zanja del anillo de la vía Perimetral, la mañana del martes.

Información sobre algunos tatuajes que proporcionó la esposa de Balseca a la Policía permitió que los agentes identificaran al fallecido cuando llegó a la morgue dentro de cuatro bolsas plásticas. En una estaba la cabeza, en otra se encontró el torso, en la tercera estaban las piernas de la víctima y en la cuarta, los brazos de Balseca.

Los paquetes habían sido abandonados cerca de la garita de una empresa ubicada en el anillo que conecta la avenida Francisco de Orellana con la vía Perimetral.

Por el grado de putrefacción que invadía la zona, el guardia de una compañía alertó a las autoridades.

Para sacar el cuerpo de la zanja fue necesario que agentes del GOE ingresaran al agua y buscaran evidencias.

Poco antes de que la familia se enterara de que el hombre descuartizado era Balseca, su hija mayor, una joven de 18 años, recorría varios sectores pegando afiches con el rostro de su padre.

Cuando estaba afuera de la morgue contó a este Diario que lo había visto por última vez la mañana del sábado, cuando salió de su natal Santo Domingo hacia Guayaquil para dejar una mercadería.

La joven explicó que su padre era comerciante y que esperaban que regresara de su viaje a las 14:00, pero no llegó y pasaron las horas.

Ella aseguró que a él lo llamaron muchas veces y le escribieron algunos mensajes, pero el teléfono estuvo apagado hasta el lunes. Ese día, aseguró, lo prendieron, leyeron los mensajes pendientes dejándolos en visto y no contestaron las llamadas.

Mientras tanto, el mayor Esteban Pesántez, de la Unidad de Muertes Violentas, aseguró que la víctima registraba antecedentes por robo y lesiones y que la forma en la que Balseca fue hallado puede ser un mensaje de amenaza a la familia o alguna organización. Este miércoles 10, agentes revisaban cámaras del sector.

 







También podría gustarte