Expertos revelaron que las razones tienen que ver con que el cuerpo puede tardar varias semanas en desarrollar la protección contra la enfermedad y las vacunas actuales necesitan dos dosis para alcanzar un alto grado de efectividad.




0 2.023

Los inmunizados se incrementan en el mundo, millones de personas ya recibieron al menos una dosis de las vacunas contra el COVID-19, un paso importante en la lucha contra la pandemia.

Sin embargo, aunque recibir el primer pinchazo es la manera más efectiva de protegerse contra el mortal virus, resulta que muchos siguen dando positivo después de vacunarse.

Expertos revelaron que las razones tienen que ver con que el cuerpo puede tardar varias semanas en desarrollar la protección contra la enfermedad y las vacunas actuales necesitan dos dosis para alcanzar un alto grado de efectividad.

Científicos del King’s College de Londres, Reino Unido, investigaron casos de infección tras la vacuna. Y para ello se valieron de datos de 1,1 millones de personas que habían sido vacunadas entre diciembre pasado y mediados de mayo.

Fue entonces cuando descubrieron que 2.278 adultos dieron positivo tras la vacunación, algo así como el 0,2%. Esa cifra cae incluso más en el caso de quienes recibieron dos dosis, con solo 187: el 0,03%, informa Mirror.

Aun así, los especialistas no quisieron quedarse solo en las cifras, y luego de llevar el relevamiento identificaron cuatro síntomas a los que hay que estar atentos posteriormente a recibir la vacuna.

1. Glándulas inflamadas
Algo menos común, un efecto secundario después de recibir la dosis es la inflamación de las glándulas de la axila o el cuello.

Advierten que por lo general desaparecen al cabo de unos pocos días, pero que se vayan no implica que el problema estaría resuelto. También, resaltan, que podría ser un signo de infección.

2. Problemas para respirar
Aunque una variedad de condiciones de salud puede desencadenar dificultad para respirar, se sabe que en el caso del COVID es una prioritaria.

Sentirse sin aliento después de recibir alguna de las vacunas que ofrecen en cada país podría ameritar hacerse una prueba y consultar cuanto antes a un médico.

3. Dolor de oído
El dolor de oído es otro síntoma potencial que las personas que surgieron durante las investigaciones entre las personas con coronavirus después de vacunarse.

4. Estornudos
Los científicos explican que es posible que sea necesario llevar un control de los estornudos, aunque no se incluya como uno de los síntomas clave del coronavirus.

Luego de utilizar la aplicación ZOE Covid Symptom Study, concluyeron que resultó un 24% más común en personas menores de 60 años con COVID-19 después de recibir su dosis de la vacuna.

Además, entre los síntomas más mencionados están sudoración, escalofríos, fatiga y dolores. Suelen alcanzar su punto máximo las primeras 24 horas después del pinchazo y duran dos días por lo general. Se sabe que los efectos secundarios siempre existen, pero si estos síntomas persisten por mucho tiempo, es necesario la visita a un médico.

 







También podría gustarte