La demanda de mejores condiciones laborales y de incrementos salariales por encima de la línea de la inflación marcó las movilizaciones este miércoles por el Día Internacional de los Trabajadores en numerosas naciones de Asia y Europa. De acuerdo con medios internacionales, durante la fiesta del proletariado mundial se produjeron manifestaciones pacíficas en Malasia, Indonesia, Tailandia, Japón, Nepal, Bangladés y Corea del Sur, y hubo altercados entre manifestantes y la Policía en la capital filipina, Manila.


0 1.621

La demanda de mejores condiciones laborales y de incrementos salariales por encima de la línea de la inflación marcó las movilizaciones este miércoles por el Día Internacional de los Trabajadores en numerosas naciones de Asia y Europa. De acuerdo con medios internacionales, durante la fiesta del proletariado mundial se produjeron manifestaciones pacíficas en Malasia, Indonesia, Tailandia, Japón, Nepal, Bangladés y Corea del Sur, y hubo altercados entre manifestantes y la Policía en la capital filipina, Manila.

Trabajadores griegos condenaron el genocidio que perpetran las fuerzas de ocupación de Israel en la Franja de Gaza, con saldo de más de 34.500 palestinos asesinados. Además, demandaron incrementos salariales que compensen los recortes de cerca de un 40 por ciento en los haberes ejecutados por Gobiernos anteriores debido a políticas de ajuste dictadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Bajo el eslogan «Por el pleno empleo: menor jornada, mejores salarios», miles de trabajadores convocados por los gremios Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CC.OO.) se volcaron a las calles de España y reclamaron, entre otras, una reducción de la jornada laboral que no entrañe recortes salariales.

Durante la marcha en Madrid, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se comprometieron a aplicar la reducción de la jornada laboral, que se negocia con la intención de que se trabajen 37.5 horas semanales para 2025.

En Alemania, organizaciones de izquierda y anticapitalista anunciaron su intención de convertir las movilizaciones en plataforma para denunciar los crímenes de guerra del Gobierno de Benjamín Netanyahu contra los palestinos.

Ante tal certeza, la Policía desplegó más de 5.000 agentes para vigilar a los manifestantes, a los cuales amenazó con intervenciones y arrestos si incurren en supuestos delitos de carácter antisemita o de incitación al odio contra Israel.

Mientras, las fuerzas de seguridad de Francia detuvieron a decenas de personas en Lyon, donde grupos de alborotadores vandalizaron establecimientos comerciales y lanzaron cohetes de pirotecnia contra los agentes, quienes cargaron contra ellos y los gasearon.

También hubo detenidos en la capital, París, durante el desfile principal de la jornada, organizado a partir de las 14H00 hora local, cuando la Policía utilizó la fuerza contra los manifestantes, quienes marchaban pacíficamente.

En la previa del desfile, un grupo de jóvenes, aparentemente de extrema izquierda, agredieron verbalmente y lanzaron pintura al candidato socialista a las elecciones del Parlamento Europeo, Raphael Glucksmann.

Mientras, las fuerzas de seguridad de Francia detuvieron a decenas de personas en Lyon, donde grupos de alborotadores vandalizaron establecimientos comerciales y lanzaron cohetes de pirotecnia contra los agentes, quienes cargaron contra ellos y los gasearon.

También hubo detenidos en la capital, París, durante el desfile principal de la jornada, organizado a partir de las 14H00 hora local, cuando la Policía utilizó la fuerza contra los manifestantes, quienes marchaban pacíficamente.

En la previa del desfile, un grupo de jóvenes, aparentemente de extrema izquierda, agredieron verbalmente y lanzaron pintura al candidato socialista a las elecciones del Parlamento Europeo, Raphael Glucksmann.

Durante un acto ante un monumento a Carlos Marx en la capital rusa, Moscú, el veterano líder del Partido Comunista, Guennadi Ziuganov, instó a consolidar la unidad de las fuerzas estatales y patrióticas para erradicar el fascismo en Ucrania y que el Gobierno se preocupe más por el bienestar de la clase obrera.

Rusia suspendió las grandes marchas por el Día Internacional de los Trabajadores debido a la situación de seguridad.

En la ciudad turca de Estambul, agentes antidisturbios emplearon balas de goma y gas pimienta para dispersar a colectivos que deseaban marchar hasta la plaza Taksim, en el centro de la urbe. También se reporta la detención de numerosas personas.








También podría gustarte