Docentes argentinos no iniciarán clases por demandas salariales


120

Las clases en Argentina deben comenzar el 6 de marzo, pero los docentes de escuelas públicas y privadas no darán el brazo a torcer con sus reclamos salariales y anunciaron un paro de 48 horas que impedirá el regreso a las aulas.

“El paro tiene una motivación fuerte. El salario no alcanza para llegar a fin de mes y los docentes estamos preocupados porque los tarifazos y la inflación impactaron en el poder adquisitivo”, dijo Sonia Alesso, secretaria general de la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), uno de los gremios más poderosos del país.

El gobierno no convocó a una paritaria nacional docente (negociaciones colectivas de trabajo) y ofreció de manera unilateral un 18% anual de incremento de sueldos, con una llamada “cláusula gatillo” sujeta a la inflación. Pero los maestros no se bajan del 35%.

“Ignoraron las paritarias y el gobierno dijo que daba 18% porque esa cifra sería la inflación de este año y todo en 4 cuotas”, dice a EL TELÉGRAFO Julio Orellana, docente de historia en una escuela secundaria de la localidad de San Miguel, oeste del Gran Buenos Aires.

“Con 22 años de antigüedad, gano 18 mil pesos ($ 1.125) al mes y una parte de mi sueldo son sumas fijas en negro. Sin antigüedad mi salario es apenas 8 mil  ($ 500)”, graficó Orellana, sostén de familia. Se estima que un hogar necesita 14 mil mensuales ($ 875) para no ser pobre, por lo que la situación es compleja para los docentes que recién empiezan. La inflación sobrepasó el 40% en 2016 cuando los maestros tuvieron un 34,6% de incremento de salarios.

Pero Ctera no es el único gremio que convocó a la huelga. También lo hicieron los otros 4 sindicatos con representación nacional: el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), la Confederación de Educadores Argentinos (Cea), la Asociación de Magisterio de la Enseñanza Técnica (Amet) y la Unión Docentes Argentinos (Uda). Otros gremios provinciales se unieron a la medida, como el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba).

Pero la medida no solo abarcará 48 horas de huelga. Ctera anunció que habrá una marcha nacional docente a Buenos Aires y el 7 de marzo se sumará a la movilización convocada para ese día por la Confederación General del Trabajo (CGT, peronista), en defensa de la industria nacional ante la caída de la producción y el ingreso de importaciones que afectan al sector. Además la CGT anunció un paro nacional para la segunda quincena de marzo.

“De no haber respuesta al reclamo, vamos a impulsar otro paro de 48 horas con marcha nacional a Plaza de Mayo”,  frente a la sede del gobierno, advirtió la líder de Ctera.

Desde el ejecutivo, el director de Escuelas de Provincia (de Buenos Aires), Alejandro Finnochiaro, dijo que “el paro tiene que ver con una motivación política, no se lanza un paro 10 días antes” del inicio de clases. El objetivo final de esto es (…) producir un daño al gobierno de Mauricio Macri y (a la gobernadora bonaerense) María Eugenia Vidal”.

Y agregó: “La Provincia (de Buenos Aires) no va a proponer un aumento que no puede pagar. Hemos explicado que el 18% es el piso, que se ajusta por inflación. El año pasado fue un error aplicar un ajuste del 34,6% porque eso —al convertirse en un parámetro para otros sectores— provocó un rebrote inflacionario. Si ahora hacemos lo mismo, en agosto los maestros vuelven a perder, porque la inflación erosiona todos los sueldos”, enfatizó.

El panorama se volvió más sombrío cuando se conocieron denuncias de espionaje telefónico contra dirigentes sociales, políticos y sindicalistas, entre ellos la propia líder de Ctera. “Esta es una persecución política clara”, dijo Alesso, al aludir a la denuncia lanzada por la titular de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

“Durante el último año vimos  cosas reñidas con la democracia: tuvimos espías en la sede de Ctera en una rueda de prensa, además de amenazas a Roberto Baradel (líder del sindicato bonaerense Suteba) y ahora esto”, sostuvo Alesso.

Y para hacer más oscuro el panorama, un exespía de la dictadura vinculado a Propuesta Republicana (PRO), el partido de Macri, lanzó una campaña en internet para convocar a “voluntarios no rentados” que den clases en las escuelas durante el paro. Se trata de Mariano Bronenberg, militante del PRO en Mar del Plata, 400 kilómetros al sur de Buenos Aires.

Lo curioso es que Bronenberg aparece en el listado de exagentes del Batallón 601, la unidad de inteligencia del Ejército Argentino durante la última dictadura (1976-1983).

La campaña, bajo el lema #VoluntarioDocenteNoAlParo, tuvo miles de adhesiones en las filas oficialistas. (I)

Gremios acusan al gobierno de “campaña sucia”

La movida en las redes sociales para reemplazar a los docentes por voluntarios para que las clases puedan comenzar a tiempo fue “una campaña sucia orquestada desde el gobierno de María Eugenia Vidal (gobernadora de la provincia de Buenos Aires”, dijo el secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel.

En declaraciones al programa El fin de la metáfora, que se emite por Radio 10, Baradel dijo que los mensajes para reemplazar a los docentes fueron realizados desde un call center del PRO. Esa iniciativa “no fue espontánea. El que la inició estaba rentado por el PRO y figura en las listas de los servicios de inteligencia del Batallón 601”, afirmó.

Agregó: “El Gobierno utiliza fondos públicos en redes sociales. Tres cuartos de los que tuitearon eran trolls, del call center del PRO. Es gravísimo”.

El dirigente convocó a un paro de 48 horas para el 6 y 7 de marzo y criticó la decisión del gobierno de no convocar a una paritaria nacional. “Empezaron con un ajuste en Educación a nivel nacional. La paritaria nacional establece un piso de referencia para los docentes de todo el país, entonces no había tanta disparidad”, afirmó Baradel.

Tras el anuncio del paro y la viralización del hashtag #VoluntarioDocenteNoAlParo, el tema del inicio a clases se ha convertido en Twitter en uno de los temas más tratados en el país, con más de 15 mil tuits.

 

Fuente: El Telégrafo

La noticia tiene 1008 palabras

También podría gustarte

Comentarios

Espere por favor Loading...