La CIDH ha señalado que «observa con preocupación las acciones que se llevan a cabo para disolver a las protestas en la provincia de Jujuy, en Argentina, una de las provincias con mayor población indígena autor reconocida», reza un comunicado.


0 1.739

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha alertado este martes del uso excesivo de la fuerza durante las protestas que están teniendo lugar en la provincia de Jujuy, en el norte del país, con motivo de la reforma de la constitución regional.

La CIDH ha señalado que «observa con preocupación las acciones que se llevan a cabo para disolver a las protestas en la provincia de Jujuy, en Argentina, una de las provincias con mayor población indígena autorreconocida», reza un comunicado.

Así, el organismo ha hecho un llamamiento al Estado a respetar el derecho a la libertad de expresión, los estándares interamericanos del uso de la fuerza, y a llevar a cabo un proceso de diálogo efectivo, inclusivo e intercultural, en que se respete los derechos sindicales y de los pueblos originarios.

Fuerzas de seguridad locales habrían utilizado el pasado sábado gases lacrimógenos y balas de goma para disolver cortes de carreteras que no eran violentos y que respetaban el derecho de paso, alega la CIDH.

Es por ello que la comisión ha señalado que las fuerzas de seguridad «tienen un rol fundamental en garantizar la seguridad de quienes se manifiestan sin ningún tipo de represión directa o detención arbitraria», mientras que deben brindar seguridad a la sociedad en su conjunto.

«El Estado debe esclarecer posibles excesos en el uso excesivo de la fuerza con la debida diligencia. Igualmente, debe asegurar que los agentes de la fuerza pública mantengan información que permita identificar la cadena y ejecución de órdenes», continúa la misiva.

En este sentido, la CIDH ha subrayado que Argentina debe establecer procesos de diálogo transparentes y voluntarios. En particular, han hecho un llamamiento a las autoridades locales, ofreciendo el apoyo del organismo y de sus relatorías especiales para apoyar dichos procesos de diálogo.

Horas antes, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, hizo un llamamiento a las fuerzas de seguridad de Jujuy para que cesen de inmediato la represión contra manifestantes.

En respuesta a una publicación en Twitter del gobernador Jujuy, Gerardo Morales, en la que responsabilizaba a Fernández de la «extrema violencia» en la provincia, el presidente argentino ha aseverado que el verdadero responsable de la situación es, de hecho, el propio Morales.

.Publicidad.

«Usted es el único responsable de haber llevado a nuestra querida provincia de Jujuy a esta situación límite tratando de imponer una reforma constitucional que no respeta la Constitución Nacional», ha manifestado Fernández, que ha criticado que dicha modificación «desatiende acuerdos internacionales» y «no escucha a los pueblos originarios».

La Convención Constituyente de Jujuy aprobó el pasado viernes la reforma parcial de la Constitución provincial con el apoyo del oficialismo y del Frente Justicialista. La normativa incluye la «prohibición de cortes de ruta» durante protestas, las manifestaciones que limiten la libre circulación o la ocupación de edificios públicos. Además despoja a las comunidades originarias de sus tierras, denuncian.








También podría gustarte