Diario Digital de Santo Domingo y Ecuador

Organizaciones de base y líderes históricos se rebelan contra la Conaie



127

A las bases de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) les preocupa que la dirigencia haya dado “vía libre” para apoyar al candidato presidencial Guillermo Lasso, en el balotaje de este domingo.

Líderes históricos como Mariano Curicama, Humberto Cholango, entre otros, consideran que por convicción ideológica los indígenas no pueden apoyarlo.

Curicama recuerda que fueron maltratados por gobiernos anteriores, sobre todo, en la crisis bancaria de 1999. “No entiendo cómo ciertos dirigentes quieren apoyar a la derecha, cuando fuimos maltratados por ellos mismos. No hay que perder el horizonte”.

El prefecto de Chimborazo también cuestiona que cuando Lasso fue ministro de economía del expresidente Jamil Mahuad, fue corresponsable de que Ecuador adopte la dolarización. “Figúrese, ¿qué hará si llega a ser presidente?”.

A su criterio, los indígenas conscientes “del proceso avanzado, de la trayectoria, no podemos marearnos porque no nos dieron prebendas, qué equivocados están”.

El 20 de marzo pasado, la Confederación de Pueblos de la Nacionalidad Kichwa del Ecuador (Ecuarunari) resolvió no apoyar la candidatura de Lasso. Y a través de Twitter, Humberto Cholango, expresidente de la Conaie hasta 2014, señaló: “Para todos queda claro, la Ecuarunari no apoya al banquero”.

El dirigente difundió en la red social un video en el que se observa a las bases indígenas, en una multitudinaria concentración, corear “Fuera a los representantes de la oligarquía”, en enero del 2000, que derrocó al entonces presidente Jamil Mahuad. “Los pueblos que tenemos dignidad jamás votaremos por Guillermo Lasso, candidato de la oligarquía vende Patria”, escribió.

Sin embargo, esa publicación no fue bien vista por cierto sector indígena que apoya al candidato de la banca. Salvador Quishpe, prefecto de Zamora, escribió: “Lo de 2000 y los huasipungos está latente. No por eso vamos a votar por quien hoy nos despoja de nuestras tierras”.

Lourdes Tibán, actual asambleísta de Pachakutik, el pasado 20 de marzo compartió tarima con Lasso en Ambato. “Mi voto protesta es en contra del correísmo”, dijo el viernes en un canal de televisión. A pesar de que afirmó que los indígenas “no firmarán un cheque en blanco con ningún candidato”.

En 2013, Auki Tituaña, exalcalde de Cotacachi hasta 2009, produjo la primera división de los indígenas cuando fue momentáneamente binomio de Lasso.

El parlamentario andino Pedro de la Cruz Pidió a las comunidades no dejarse engañar “de un lobo vestido de oveja”.

Una lucha histórica

Franklin Columba, dirigente de la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin), afirma que al candidato de la alianza CREO – SUMA no le interesa el sector indígena sino captar el poder político. Sin embargo cree que si Moreno llega a la Presidencia debe enfatizar su política en mejorar la educación intercultural bilingüe, así como lograr una verdadera reforma agraria.

A Guillermo Churuchumbi, alcalde de Cayambe, le preocupa cómo Lasso financiará el Presupuesto General del Estado y el déficit para los gobiernos autónomos descentralizados si eliminan los 14 impuestos que propone. Junto a líderes de Cañar, Bolívar, Cotopaxi e Imbabura, cree que no puede “traicionar esos principios”.

Por el contrario, cree que el movimiento indígena no puede ceder en sus conquistas como la construcción y fortalecimiento del Estado Plurinacional, y la reforma agraria. Cree que “no se debe votar por odio por la derecha”, sino con un “voto consecuente y no apasionado”.

Para Ricardo Ulcuango, expresidente de la Ecuarunari, es “inconcebible” un apoyo a la derecha, “cuando las etnias ecuatorianas siempre hemos peleado junto a sectores progresistas que exigen los derechos de los más necesitados”.

Para Julio Guaminga, representante de las bases indígenas de Cotopaxi, si Lasso llega al poder se perderían los logros que se consiguieron desde la década de los setenta. “¿Dónde quedarían las conquistas? Falta es que se materialicen los logros de la Constitución de 2008 en políticas públicas a favor de los más necesitados”.

Analistas coinciden en que existe una división dentro del movimiento

Los problemas al interior del movimiento indígena, así como el distanciamiento con el gobierno, no son recientes.

El investigador Adrián Bonilla señala que  esto se evidencia desde hace algunos años. “El movimiento indígena y sus dirigentes han tomado distintos partidos, algunos en apoyo a Correa, y otros en la oposición”. Por ello afirma que quienes estaban en la línea contraria al gobierno, en estas elecciones han plegado a las líneas de Guillermo Lasso. “Son dirigentes que estando en la oposición no podían votar por la continuidad de Correa”.

Sin embargo, Bonilla sostiene que “es una posición electoral que ratifica su distancia con el presidente Correa”, pues enfatiza que muchos se sintieron maltratados.

La división indígena para el balotaje del 2 de abril, según Bonilla, ratifica una “prolongación de una actitud por ásperos enfrentamientos entre el gobierno y los indígenas”. Por ello reitera que incluso las bases están divididas para esta contienda.

La socióloga Patricia de la Torre señala que los líderes de emergencia se asimilan al tipo de liderazgo de los partidos tradicionales y no con las estructuras paraestatales indígenas que funcionan desde la época incaica. “Choca con valores culturales de los indígenas, en donde en las comunidades prevalece otro tipo de organización, en donde dan prevalencia a sus valores”. Por ello cree que existe una amenaza que conlleva a la división.

 

Fuente: El Telégrafo

La noticia tiene 847 palabras

También podría gustarte
Comentarios
Espere por favor Loading...