EEUU impone aranceles al acero de México, Canadá y Europa

El gobierno del presidente Donald Trump anunció el jueves que impondrá aranceles a las importaciones de aluminio y acero provenientes de México, Canadá y Europa.


0 236

WASHINGTON (AP) — El gobierno del presidente Donald Trump anunció el jueves que impondrá aranceles a las importaciones de aluminio y acero provenientes de México, Canadá y Europa, alegando entre otras cosas que no consiguió concesiones de sus socios norteamericanos. De inmediato, México y Europa anunciaron medidas de represalia, exacerbando la tensiones comerciales en América del Norte y trasatlánticas.

El secretario estadounidense de Comercio, Wilbur Ross, dijo que habrá un arancel de 25% a las importaciones de acero y del 10% a las de aluminio, conforme a las penalizaciones que el gobierno norteamericano ya había establecido pero que suspendió para dar tiempo a las negociaciones.

El presidente Donald Trump había anunciado los aranceles en marzo, citando preocupaciones de seguridad nacional.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo que la decisión de Trump equivalía a proteccionismo comercial y que Europa respondería con medidas de represalia. “Esto es proteccionismo, puro y simple”, dijo Juncker. México dijo que penalizaría a algunas de los productos que importa de Estados Unidos, incluso piernas de cerdo, aceros planos, manzanas, uvas, arándanos y quesos.

“Esta medida estará vigente hasta en tanto el gobierno estadounidense no elimine los aranceles impuestos”, afirmó en un comunicado la Secretaría de Economía de México.

La secretaría mexicana advirtió que los aranceles al acero y el aluminio afectará a sectores estratégicos para América del Norte, como el automotriz, aeroespacial y electrónico.

En cuando a las conversaciones sobre el TLCAN, el anuncio de los aranceles podría obstaculizar las negociaciones entre los tres vecinos norteamericanos. Ross dijo: “ya no hay una fecha muy precisa en la que puedan concluirse y por lo tanto (Canadá y México) se añadieron a la lista de los (países) a los que se aplicarán los aranceles”.

Antes del anuncio estadounidense, Canadá dijo que respondería en los mismos términos.

“Canadá considera francamente absurdo que de alguna manera se nos considere una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos”, dijo la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, antes de que se anunciaran los aranceles estadounidenses. “El gobierno está absolutamente preparado para defender las industrias canadienses y los empleos canadienses. Responderemos apropiadamente”, advirtió.

Los aranceles dirigidos a algunos de los aliados más cercanos de Estados Unidos representaron el último paso en la agenda de Trump de “America First” (“Estados Unidos primero”), que ha enturbiado los mercados financieros y creado el fantasma de una guerra comercial que involucre a Estados Unidos, China y otras de las economías dominantes del mundo.

Las acciones comerciales hicieron que algunos observadores opinaran que Estados Unidos está quemando puentes con sus socios en momentos en que el gobierno de Trump trata de que Corea del Norte suspenda su programa de armas nucleares y ayudar a estabilizar el Medio Oriente.

“Estamos alejando a todos nuestros amigos y socios en un momento en que realmente nos vendría bien su apoyo”, dijo Wendy Cutler, exnegociadora comercial de Estados Unidos y actual vicepresidenta del Asia Society Policy Institute (Instituto de Políticas de la Sociedad Asiática).

Ross explicó a los reporteros que las conversaciones con Canadá y México sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) “están tardando más de lo que esperábamos”. Por su parte, en las negociaciones con Europa hubo “algunos avances”, pero no los suficientes como para que amerite una extensión de la exención, agregó Ross en una conferencia telefónica desde París.

“Seguimos estando bastante dispuestos y ciertamente ansiosos de tener más negociaciones”, dijo Ross. Agregó que planea viajar a China el viernes para tener negociaciones con los representantes comerciales del país asiático.

Los funcionarios europeos se habían preparado para un anuncio estadounidense sobre los aranceles y la UE había amenazado con tomar represalias contra varias exportaciones estadounidenses, como el jugo de naranja, la mantequilla de maní y otros productos.

Brasil, Argentina y Australia han acordado limitar sus exportaciones de acero a Estados Unidos a cambio de no tener que pagar los aranceles, dijo el Departamento de Comercio. Se mantendrán los aranceles sobre las importaciones procedentes de Japón.

Las preocupaciones de una guerra comercial ya están afectando la confianza de los inversionistas y podrían entorpecer el repunte de la economía mundial. Los funcionarios europeos argumentan que una guerra comercial en la que se apliquen cada vez más aranceles en represalia afectará negativamente a ambos lados del Atlántico.

 

 

Redacción CiudadColorada.com | AP

La noticia tiene 698 palabras



También podría gustarte
Comentarios
Espere por favor Loading...