..


La Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), en coordinación con los transportistas, diseñó 55 ‘rutas de la reactivación’ que abarcan seis sectores donde se concentra la demanda, pero hay zonas como en el noroeste, avenida Casuarina y vía Perimetral, y en el sur donde las unidades no abastecen y hay aglomeraciones en los buses así como en los paraderos.





0 295

Luego de que en estos días con semáforo sanitario en amarillo en ciertas líneas de buses se evidenciara exceso de pasajeros, pese a que la disposición es que las unidades únicamente trasladen usuarios sentados, desde ayer en los sectores de mayor demanda las cooperativas pueden operar hasta con el 50 % de sus vehículos.

Desde el lunes anterior, la transportación urbana reanudó el servicio en un 30 %. Aquello implica menor número de buses y rutas más cortas en relación con las que habitualmente cumplen en la urbe.

La Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), en coordinación con los transportistas, diseñó 55 ‘rutas de la reactivación’ que abarcan seis sectores donde se concentra la demanda, pero hay zonas como en el noroeste, avenida Casuarina y vía Perimetral, y en el sur donde las unidades no abastecen y hay aglomeraciones en los buses así como en los paraderos.

El general Luis Lalama, director de operaciones de la ATM, señaló ayer que las cooperativas podrán aumentar unidades en las denominadas horas pico, de 06:00 a 09:00 y de 16:00 a 19:00, para evitar el hacinamiento que implica el riesgo de un segundo brote del coronavirus o COVID-19.

Esa es la principal preocupación de autoridades y epidemiólogos que llaman a la ciudadanía a mantener las medidas de bioseguridad, como el uso de mascarilla, guardar la distancia de al menos dos metros entre personas, desinfectarse las manos frecuentemente, entre otras normas.

Guayaquil pasó de semáforo rojo a amarillo el miércoles y con ello el toque de queda rige de 21:00 a 05:00, pero los buses urbanos pueden operar hasta las 22:00 para dar servicio a quienes trabajan hasta tarde. En tanto, la actividad comercial opera de 10:00 a 19:30.

El general Lalama señaló que los agentes civiles ejercen un control frecuente en la ciudad, donde los carros particulares pueden circular dos veces por semana, de lunes a sábado.

Hoy transitan los automotores con placa terminada en dígitos 2, 3 y 4; el lunes, 1, 2 y 7; martes, 3, 4, 5 y 8; miércoles, 5, 6 y 9; jueves, 6, 7, 8 y 0; y viernes, 1, 9 y 0. El domingo ningún carro puede circular.

Por transitar sin tener salvoconducto o porque no correspondía por la placa, el jueves la ATM retuvo 53 carros. La multa por esta infracción es de $200, menos nueve puntos en la licencia y el vehículo debe permanecer en el centro de retención durante cinco días.

Asimismo, durante esta semana al menos una decena de busetas fueron retenidas por dar servicio sin autorización.

En cuanto a la Bahía, donde se ha registrado acumulación de personas, la mesa del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal, junto con los especialistas de salud, analiza instalar puntos de triaje en ese sitio y en zonas conflictivas, para medir el estado de inmunidad de la población que permitirá un mapeo epidemiológico y crear cercos, de ser necesario.

.Publicidad.

En la Bahía, la Dirección municipal de Justicia y Vigilancia clausuró entre miércoles y jueves 23 locales, por no respetar el distanciamiento y sacar mercadería a la vía pública.

La policía metropolitana ha ejecutado operativos en los alrededores de la Terminal de Transferencia de Víveres (TTV), donde con personal de la Dirección municipal de Mercados retiraron a los vendedores informales de víveres.

Igual control se ha realizado en los exteriores del mercado Central y en las calles Colón, Pío Montúfar, entre otras. En esta última zona se ha evidenciado aumento de la presencia de trabajadoras sexuales.

En el noroeste, uno de los sitios más conflictivos es la avenida Casuarina, más conocida como entrada de la 8.

Allí a diario se registra la concentración de comerciantes ambulantes de toda clase de productos, desde frutas hasta mariscos, y no todos cumplen con las medidas de prevención que amerita la pandemia. Hay adultos mayores que tampoco utilizan mascarilla.







También podría gustarte