Operadores turísticos tenían expectativas en estos cuatro días de asueto, por la Independencia de Esmeraldas y por el 10 de Agosto. Más la realidad fue diferente. Ayer, segundo día de descanso obligatorio, la carretera que conduce al cantón Atacames lucía vacía, eran contados los vehículos que circulaban en horas de la tarde.





0 5.591

Operadores turísticos tenían expectativas en estos cuatro días de asueto, por la Independencia de Esmeraldas y por el 10 de Agosto. Más la realidad fue diferente. Ayer, segundo día de descanso obligatorio, la carretera que conduce al cantón Atacames lucía vacía, eran contados los vehículos que circulaban en horas de la tarde.

Los malecones de Tonsupa y Atacames estaban abiertos para la circulación vehicular, antes para los feriados tenían que ser cerrados. Había parqueadero disponibles y los restaurantes con pocos clientes. A lo largo de la playa, se cumple con el distanciamiento entre los parasoles, y entre los grupos familiares guardan evitan las aglomeraciones.

Muchas personas caminaban descalzos por la orilla del mar, pero usando la mascarilla. La capacidad hotelera no ha llegado ni a la mitad. Eso lo confirma Luis Basurto, del hotel Castellmar, de Tonsupa, que además cumplía con todas las normas bioseguridad dispuestas por las autoridades.

El hotel tiene capacidad para 150 personas, y hasta ayer no había recibido ni a la cuarta parte. La mayoría de los visitantes son de Santo Domingo y de Quito, y para no perder a los pocos clientes ha tenido que bajar el precio del hospedaje.

El presidente de la Cámara de Turismo de Atacames, Daniel Argüello, califica a este feriado como un fin de semana con baja ocupación, aunque para los hoteleros recibir cinco turistas, es algo bueno, al no tener nada.

Carola Párraga, atiende un minimarket en el malecón de Atacames, dice que cuando abrieron la playa no tenía expectativa de que llegue gente, y las razones serían: miedo al contagio y la crisis económica que vive el país.

El mayor atractivo para este asueto está en el Mirador Peñón del Suicida, obra que está en construcción por el Municipio de Atacames y cuenta con vigilancia de la Policía Nacional y Municipal.

 







También podría gustarte