Los profesores en huelga de hambre reciben visitas médicas diarias y se les aplican sueros, vitaminas e hidratación, pese a ello algunos han presentado problemas en su salud.




0 1.778

Al menos tres maestros que participaban en la huelga de hambre organizada por la Unión Nacional de Educadores (UNE) en varias ciudades del país sufrieron quebrantos en su salud en las últimas horas. Los docentes tomaron la medida de hecho el pasado 12 de julio para defender las reformas a la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI) y reclamar el pago de sus compensaciones jubilares pendientes.

Pedro Delgado, un maestro que se mantenía en huelga de hambre, junto a otros 11 docentes en la plaza San Francisco, en el centro de Guayaquil, tuvo que ser trasladado este viernes a un hospital, en una ambulancia del Cuerpo de Bomberos, al presentar un quebranto en su salud luego de cinco días con esta medida.

En total, son cerca de 50 maestros que se mantienen con la medida de hecho a nivel nacional. Unos están ubicados en las afueras de la Asamblea Nacional, en Quito, y otros en plazas de las ciudades de Guayaquil, Portoviejo y Cuenca

Sobre el estado de salud de Delgado, de 51 años, se detalló que el docente presentó problemas de salud desde la noche del jueves, pero su condición se agravó el viernes.

En tanto, en Manabí, otros dos maestros también presentaron quebrantos de salud. Los profesores Carlos Villacreses de Jipijapa y Carlos Moreira de Portoviejo se descompensaron en las últimas horas mientras se mantenían desde el pasado lunes en huelga de hambre en el interior de la Casa de la Cultura del Ecuador, núcleo de Manabí.

Jorge Intriago, presidente de la UNE de Manabí, señaló que Moreira tuvo ayer (jueves) una descompensación en su salud e incluso afectación en su retina, por lo que tuvo que dejar el apoyo a la huelga de hambre que iniciaron siete profesores.

Mientras, cerca del mediodía de este viernes Villacreses también presentó problemas en su organismo, por lo que solicitaron atención médica al ECU911 de Portoviejo, que lo asistió y lo derivó a una casa de salud.

“El compañero Villacreses se desmayó. Tras llegar los paramédicos lo lograron estabilizar y ya nos ha dicho el compañero desde el hospital que se unirá a la huelga esta tarde, pero tenemos a otro compañero que se siente mal y estamos pidiendo nuevamente el apoyo del equipo médico”, expresó Intriago, y dijo que se espera continuar con seis maestros la huelga de hambre y que entre este sábado y el lunes se prevé que se sumen otros catedráticos a la huelga de hambre.

Este viernes varios profesores participaron en una marcha por las calles de Portoviejo y llegaron a la Gobernación de Manabí para exigir que el representante del Ejecutivo en esta provincia eleve el pedido de los profesores para que se declaren constitucionales las reformas a la LOEI.

Los profesores en huelga de hambre reciben visitas médicas diarias y se les aplican sueros, vitaminas e hidratación, pese a ello algunos han presentado problemas en su salud.

“Y hacemos responsables al Gobierno y a la Corte Constitucional de todo lo que pueda suceder con la salud de nuestros compañeros maestros. Por eso es que estamos insistiendo en que se apruebe algo que con justicia se consiguió para todos los compañeros”, declaró Intriago.

.Publicidad.

Al iniciar la huelga de hambre, Andrés Quishpe, coordinador nacional de la UNE, informó que buscan defender lo que la anterior Asamblea Nacional aprobó como reformas a la LOEI, en las que se establece un salario básico del magisterio de $ 1.000 mensuales.

Al momento la Corte Constitucional tramita una demanda de inconstitucionalidad sobre las reformas aprobadas, y el actual Gobierno, a través de la secretaría jurídica de la Presidencia de la República, se ha pronunciado a favor de la declaratoria de inconstitucionalidad.

 







También podría gustarte