El terremoto, que fue de magnitud 7,2 y se registró al noreste de Saint-Louis du Sud, en el sur de Haití, también causó daños a la infraestructura en varias localidades, de acuerdo con reportes de medios locales.




0 1.662

El fuerte terremoto que sacudió Haití este sábado por la mañana provocó varios muertos, según declaró a la agencia de noticias AFP el director de protección civil del país, Jerry Chandler.

“Hay muertos, puedo confirmarlo, pero todavía no tengo el número exacto”, dijo Chandler, al precisar que el primer ministro, Ariel Henry, estaba de camino al centro nacional de operaciones de emergencia, en Puerto Príncipe.

El terremoto, que fue de magnitud 7,2 y se registró al noreste de Saint-Louis du Sud, en el sur de Haití, también causó daños a la infraestructura en varias localidades, de acuerdo con reportes de medios locales.

“Muchas casas están destruidas, hay muertos y algunos están en el hospital”, dijo a la AFP Christella Saint Hilaire, que vive cerca del epicentro. “Todo el mundo está ahora en la calle y las réplicas siguen produciéndose”.

Las autoridades aún no han dado una información oficial sobre los daños, pero los medios informan de importantes daños en las localidades de Saint-Louis du Sud, Les Cayes y Jérémie, en el sur.

El hospital de Les Cayes ha recibido una gran cantidad de heridos, de acuerdo con los reportes.

La larga sacudida inicial se sintió en gran parte del Caribe, incluso en Santiago de Cuba (a unos 300 km de Saint-Louis-du-Sud), donde muchos residentes salieron de sus hogares, según Radio Rebelde.

Los daños en la ciudad de Les Cayes parecen ser importantes, incluyendo el derrumbe de un hotel de varios pisos.

“Estoy movilizando todos los recursos de mi administración para acudir en ayuda de las víctimas”, escribió en Twitter el primer ministro de Haití, Ariel Henry, al tiempo que llamaba a la unidad de la nación.

El sismo, que se registró a las 08:29 locales (12:29 GMT) y tuvo una profundidad de 10 kilómetros, provocó pánico entre la población, haciendo recordar el terremoto de 2010, también de magnitud 7, que causó 300.000 muertos, igual cantidad de heridos y 1,5 millones de damnificados.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EE.UU. (NOAA, en inglés) levantó la alerta de tsunami que había emitido con relación al terremoto de magnitud 7,2 en el sur de Haití, al determinar que ha pasado la amenaza de que se produzca ese fenómeno.

“Según todos los datos disponibles, la amenaza de tsunami por este terremoto ha pasado y ya no hay amenaza”, señaló la NOAA en su último boletín sobre el sismo.

Una hora antes, la NOAA, que vigila la emergencia de posibles tsunamis en todo el mundo, había avisado de la posibilidad de que se produjeran olas gigantescas de entre “1 o 3 metros sobre el nivel de la marea” en algunas costas de Haití.

La agencia había calculado que dicho tsunami podría alcanzar las costas de Puerto Príncipe, las de la ciudad sureña de Jacmel y las de Jérémie (suroeste).

Sin embargo, no tardó en retirar ese aviso y pidió simplemente mantener la vigilancia por si se produjeran “fluctuaciones menores, de hasta 30 centímetros, sobre y bajo la marea normal” en zonas costeras cercanas al epicentro del sismo en las “próximas horas”.

La situación en Haití tras el potente terremoto de este sábado es “dramática”, según dijo el primer ministro del país caribeño, Ariel Henry.

En un mensaje en Twitter, Henry llamó “al espíritu de solidaridad y compromiso de todos los haitianos” para enfrentar “esta dramática situación que vivimos actualmente” a causa del terremoto de magnitud 7,2, que se registró al noreste de Saint-Louis du Sud, en el sur de Haití, y que ha dejado varios muertos y daños materiales, según medios locales.

 







También podría gustarte