Diario Digital de Santo Domingo y Ecuador

Donald Trump, no quiere dejar de usar “su viejo telefono” Android

206

Como parte de los protocolos de seguridad, al Presidente de los Estados Unidos se le solicita utilizar un celular cifrado proporcionado por el Servicio Secreto de su país. Sin embargo, Donald Trump no ha querido abandonar su dispositivo personal. 

¿Qué teléfono usará Donald Trump?

Por ahora solo se puede especular, pero al menos en el caso de Barack Obama, la marca elegida fue iPhone.
Lo que se tiene claro, es que Trump ya no podrá tuitear, tal como lo acostumbraba hacer desde su equipo móvil, pues su nuevo dispositivo no tendrá redes sociales disponibles.

De acuerdo con la agencia de noticias AP, el nuevo equipo contará con los candados necesarios para evitar fugas de información. El equipo contará con conexión cifrada y sin posibilidad de instalar aplicaciones.

Sumado a lo anterior, le será proporcionado un nuevo número, con el cual, se protegerá su privacidad y seguridad. Sólo reducido grupo de personas tendrá acceso a ese número.

El ex Presidente Barack Obama también sufrió en su momento por el apego que tenía a su dispositivo móvil. Se trataba de una Blackberry que finalmente le permitieron seguir usándo, pero limitando sus capacidades. Al poco tiempo después tuvo que cambiarlo por un iPhone

El electo mandatario de EE.UU. ha preferido seguir utilizando el mismo celular que lo acompañó en la campaña presidencial para seguir realizando sus tweets y no ha querido reemplazarlo por el dispositivo cifrado que le entregaron.
De hecho, también se le habría solicitado que solo cuente con la cuenta oficial @POTUS (President of The United States), sin embargo, Donald Trump continúa tuiteando también de su cuenta personal @RealDonaldTrump.

 

¿Qué modelo es el de Donald Trump?

No se ha confirmado exactamente cual sería el modelo de celular al cual Donald Trump le guarda tanto afecto, sin embargo, a través de las fotografías que muestran al mandatario hablando por teléfono se ha podido inferir que se trataría o de un Samsung Galaxy S3 o de su sucesor el S4. Es decir, se trataría de un dispositivo del año 2012 o 2014.

He aquí donde recaría el principal problema de seguridad, ya que cuando Google libera actualizaciones para su sistema operativo, algunas de las cuales arreglan brechas de seguridad, muchas veces lo hace solamente para los dispositivos más nuevos. Esto deja desprotegidos a los dispositivos que existen desde hace más tiempo. Solamente un 1% de los dispositivos con Android funcionan actualmente con Android 7.0, la última actualización.

Otra de las vulnerabilidades de Android, es que al ser un sistema operativo abierto, los fabricantes o desarrolladores tienden a poner una versión modificada del sistema operativo antes de venderlos, lo cual hace que sea más difícil obtener las actualizaciones.

 

 

cc

 

También podría gustarte
Comentarios
Espere por favor Loading...