Bajo impacto de las iniciativas de reciclaje en Quito


0 191

Enrique Gualotu√Īa inicia su jornada a las 10:00, todos los mi√©rcoles. √Čl recicla la basura desde hace 30 a√Īos. Desde 2015 es gestor ambiental autorizado como parte del proyecto Gu√°pulo: Barrio Ejemplar en Cultura Ambiental.

El recorrido lo hace por la calle Camino de Orellana. Son al menos 50 puntos donde la gente del barrio deja sus desechos clasificados para la recolección, al pie de la vereda.

Recopilar lo aprovechable le toma unas cuatro horas y media. Luego de eso llega a su bodega, que actualmente está deteriorada producto del fuerte invierno. Allí organiza el material para después comercializarlo.

El proyecto del manejo de desechos aprovechables en Guápulo nació de una iniciativa privada. La Kasa de Colores fue la encargada de presentar una propuesta a la Secretaría de Ambiente del Municipio.

Uno de los ejes principales de la gesti√≥n en Gu√°pulo es la denominada Ruta del Reciclaje. De esta se encargan Gualotu√Īa y siete personas m√°s de su familia. ‚ÄúEsto nos permite un ingreso de, al menos, USD 400 al mes‚ÄĚ, dijo Gualotu√Īa.

Otro caso de manejo de residuos que está a cargo de actores privados es la de UWI, una cafetería y tienda orgánica que funciona desde octubre de 2015 en Cumbayá, en el nororiente de Quito.

Seg√ļn Bel√©n Velastegu√≠, due√Īa del local, al ser un lugar de promoci√≥n de productos org√°nicos, su primera idea fue conjugar su negocio con buenas pr√°cticas ambientales. Una de estas es recopilar sus desechos org√°nicos para entregarlos a una finca que se encarga de hacer compostaje.

Pero su cafetería fue más allá. En Cumbayá, su negocio es un espacio en el que se hacen talleres para los vecinos sobre mejores prácticas ambientales y la importancia de los alimentos orgánicos.
También, aportó al medioambiente con la utilización de madera reciclada para la construcción de su local.

Ambas iniciativas tienen algo en com√ļn: ganaron una distinci√≥n por Buenas Pr√°cticas Ambientales de parte del Municipio de Quito. Esta distinci√≥n, seg√ļn Agust√≠n Darquea, director de Buenas Pr√°cticas Ambientales de la Secretar√≠a de Ambiente, es un reconocimiento p√ļblico al que pueden acceder personas naturales, barrios y personas jur√≠dicas que aportan en el trabajo de alcanzar un Quito sostenible.

El 5 de junio del 2017, por el Día del Ambiente, se entregaron reconocimientos principales a 18 empresas.

¬ŅC√≥mo lograr un reconocimiento? Cada febrero, en la web de la Secretar√≠a de Ambiente, se abre una plataforma para las inscripciones.

Seg√ļn Darquea, durante dos meses quienes quieren participar deben llenar un formulario para evaluar cinco ejes: manejo de residuos, patrimonio natural, reducci√≥n de la huella de carbono, edificaci√≥n ecoeficiente y movilidad sostenible. Para la calificaci√≥n hay varios indicadores, de acuerdo con la categor√≠a. Depende de cu√°ntos de ellos cumple un postulante para lograr la calificaci√≥n m√°s alta.

Cada empresa, barrio o persona natural puede cumplir con distintos indicadores de los cinco ejes de la evaluación.
Una vez que se cierra esta fase, seg√ļn el Municipio, se toman los puntajes m√°s altos para definir a los finalistas. Despu√©s, durante un mes, la Secretar√≠a de Ambiente realiza inspecciones t√©cnicas para constatar la informaci√≥n que fue ingresada en la plataforma.

Pero, ¬Ņqu√© se logra con esto? Para Darquea, el objetivo es promocionar las buenas pr√°cticas ambientales y reducir la huella ambiental que dejamos los quite√Īos. Sin embargo, √©l cree que lo que hace falta para que esto abone a una cultura de reciclaje es mayor difusi√≥n. Las cifras dejan entrever que falta la cultura del reciclaje.

El Instituto Nacional de Estad√≠stica y Censos (INEC), a prop√≥sito del D√≠a del Ambiente, public√≥ el lunes que 1,8 millones de hogares en el pa√≠s clasificaron sus residuos durante el 2016. La capital ocup√≥ el cuarto puesto, con 32,38%, detr√°s de las ciudades de Cuenca, Guayaquil y Ambato. Es decir, durante el 2016, el 67,62% de hogares quite√Īos no clasific√≥ la basura.

En 2015, un 65,89% de hogares quite√Īos no clasific√≥ su basura. Hubo un aumento de dos puntos porcentuales en los hogares que no adoptan este tipo de pr√°ctica ambiental.

Seg√ļn Emaseo, diariamente se recogen cerca de 2 000 toneladas de basura. Dentro de esto, la Secretar√≠a de Ambiente estipula que 230 toneladas mensuales se reciclan en los cuatro centros: Amancay y la Santiago (sur), Eloy Alfaro y De los Aceitunos (norte), 24 de Mayo y Pichincha (centro), y Chaupimolino (Tumbaco).

 

Fuente: El Comercio

La noticia tiene 703 palabras

También podría gustarte

Comentarios

Espere por favor Loading...