Diario Digital de Santo Domingo y Ecuador

Parroquia Alluriquín sin obras, ni turismo por alerta naranja



0 168

Con la llegada del invierno que años pasados convirtió a la parroquia Alluriquín en un desastre y donde el río Damas arrasó con cosas materiales y vidas humanas.

Desde ahí los presidentes de los barrios, asociaciones, recintos y la comunidad han esperado la construcción de un muro para evitar que la desgarradora historia se repita.

“Ya mismo se viene el invierno y tememos que el río se desborde, pero la obra no llega”, contó María Ponce, quien habita en el lugar hace 10 años.

Feddy Armendaris, presidente de las Asociaciones Productivas de la parroquia dulce, explicó que la alerta naranja ha bloqueado las obras en Alluriquín, así como también el sector turístico.

De su interés: En Alluriquín existen dos opciones de reubicación

“Hay un muro provisional pero no nos ofrece garantías de que soportará, no nos sentimos seguros”, acotó.

Según Mary Verduga, gobernadora de Santo Domingo de los Tsáchilas, dijo que las resoluciones han quedado en papeles porque no se ha asumido el compromiso.

Acotó que el 2 de diciembre de 2016 se determinó que la competencia de ejecutar el muro era del Municipio, sin embargo, por el tema de presupuesto, ahora Alluriquín es competencia de todos.

El Municipio, la Prefectura y el Gobierno Nacional han realizado obras de mitigación, pero debemos unirnos para colaborar entre todos, cosa que aún no hemos acordado”.

La primera fase de la construcción del muro es de 150 metros y tendría un valor de 800 mil dólares, el muro que se debe construir tiene 5 metros de profundidad de concreto.

La duración de esta fase se estima que tome unos tres meses.

La mesa tres del Comité de Operaciones Emergentes (COE), liderada por el Ministerio de Obras Públicas, el Municipio, la Prefectura, entre otras instituciones, deberá presentar un informe de la situación del lugar para saber qué hacer para estar listos para el invierno.

Hoy el plan de mitigación será presentado en reunión con el COE, entre las tareas está la capacitación a los habitantes de la parroquia ante una emergencia.

Mientras tanto la alerta naranja no se la levantará pues el riesgo aún continúa, en especial para quienes viven a orillas del Damas.

Redacción CiudadColorada.com | La Hora

La noticia tiene 356 palabras

También podría gustarte
Comentarios
Espere por favor Loading...