Científicos de Cambridge, Reino Unido, han desarrollado un ‘mini cerebro’ cultivado en laboratorio capaz de enviar impulsos neuronales para conectarse espontáneamente a la médula espinal y al tejido muscular de un ratón.





0 481

Científicos de Cambridge, Reino Unido, han desarrollado un ‘mini cerebro’ cultivado en laboratorio capaz de enviar impulsos neuronales para conectarse espontáneamente a la médula espinal y al tejido muscular de un ratón, según el estudio publicado este lunes en Nature Neuroscience.

Los investigadores encontraron que los músculos se contraían visiblemente, bajo el control del ‘organoide’, creado a partir de células madre humanas. Además, en esta ocasión se utilizó un método para incrementar la supervivencia neuronal y el crecimiento de los axones, logrando que el ‘mini cerebro’ pueda madurar más y alcanzar una etapa de desarrollo superior a los experimentos anteriores.

Este hallazgo podría contribuir a los estudios sobre enfermedades relacionadas con las neuronas motoras, y brinda nuevas oportunidades para examinar aspectos relevantes del desarrollo y afecciones de sistema nervioso central humano.

Científicos de Cambridge, Reino Unido, han desarrollado un ‘mini cerebro’ cultivado en laboratorio capaz de enviar impulsos neuronales para conectarse espontáneamente a la médula espinal y al tejido muscular de un ratón, según el estudio publicado este lunes en Nature Neuroscience.

Los investigadores encontraron que los músculos se contraían visiblemente, bajo el control del ‘organoide’, creado a partir de células madre humanas. Además, en esta ocasión se utilizó un método para incrementar la supervivencia neuronal y el crecimiento de los axones, logrando que el ‘mini cerebro’ pueda madurar más y alcanzar una etapa de desarrollo superior a los experimentos anteriores.

Este hallazgo podría contribuir a los estudios sobre enfermedades relacionadas con las neuronas motoras, y brinda nuevas oportunidades para examinar aspectos relevantes del desarrollo y afecciones de sistema nervioso central humano.

 

Con información de RT







También podría gustarte