Mientras no se conozca la identidad del o los autores intelectuales de la muerte de Efraín Ruales, a los tres detenidos se los procesará por el delito de asesinato y no por sicariato. Así lo explicó la tarde de este viernes el fiscal del caso, Víctor González, luego de tomar varias versiones relacionadas al crimen del presentador de En Contacto.




0 1.818

Mientras no se conozca la identidad del o los autores intelectuales de la muerte de Efraín Ruales, a los tres detenidos se los procesará por el delito de asesinato y no por sicariato. Así lo explicó la tarde de este viernes el fiscal del caso, Víctor González, luego de tomar varias versiones relacionadas al crimen del presentador de En Contacto.

El funcionario sostuvo que aunque ambos delitos tienen el mismo castigo (de 22 a 26 años de privación de libertad), es complejo lograr sentencias por sicariato, pues ahí es necesario probar ante el tribunal que una persona en específico pagó tal cantidad de dinero al gatillero para atentar contra la vida de la víctima y establecer la motivación.

González se muestra optimista; indicó que las investigaciones continúan y si los detenidos colaboran se conocerá realmente quién y por qué se mandó a matar al actor el 27 de enero en la avenida Guillermo Cubillo, cuando salía de un gimnasio.

Por ahora los tres detenidos, quienes serían parte de la banda de Los Lagartos, están en cárceles distintas.

Alexis Paúl C., alias Casquete, quien fue detenido el 5 de febrero está en la cárcel 4 de Quito. Casquete está solo en una celda bajo vigilancia especial, pues dijo en su versión que el crimen fue ordenado desde la Penitenciaría y que temía por su vida.

El joven de 18 años habría conducido el Vitara azul en el que iban los criminales. Casquete fue detenido el 5 de febrero en un operativo realizado en el sur de la ciudad, específicamente en un departamento en La Valdivia, donde se hallaron dinero en efectivo, dos celulares y una bala.

Es procesado por el robo del carro, pues fue visto varias veces en el vehículo Vitara cargando combustible e incluso vigilando a Ruales días antes de ser baleado; sin embargo, la próxima semana se lo vincularía al caso de asesinato.

Pero semanas atrás se conoció que pese a su corta edad ya habría participado en varios atentados, no obstante, como era menor de edad esto no se refleja en el sistema judicial. Casquete posee una instrucción fiscal abierta, en diciembre del 2020, por tentativa de asesinato.

Álvaro Bolívar C., alias Alvarito, tiene 23 años y fue detenido el 3 de marzo en el sector de Rioverde, Esmeraldas. Él habría disparado a Ruales desde el asiento trasero del Vitara azul. Fue traído a Guayaquil en una avioneta para que diera su versión y le hicieran la audiencia de formulación de cargos, pero él decidió acogerse al derecho al silencio. Fue enviado a la Penitenciaría y por ahora está en el Centro de Detención Provisional (CDP).

El general Ramiro Ortega detalló además que Alvarito ha sido detenido en dos ocasiones. En 2017 por asesinato y por tráfico de sustancias en 2016. Además, tiene tres investigaciones abiertas por asesinatos.

Jaime U. C., alias Ñorqui, tiene 19 años y fue capturado el jueves 4 de marzo en Lomas de Sargentillo, Guayas. Él sería el tercer ocupante del vehículo Vitara azul en el que se movilizaban los criminales que balearon a Ruales. Tras la audiencia de formulación de cargos fue enviado a la cárcel de El Inca en Quito.

Aunque no registra antecedentes en el sistema judicial, los investigadores contaron que desde los 14 años delinquía, pero los registros fueron borrados como lo ordena la ley para los menores de edad.

Entre quienes acudieron a la Fiscalía este viernes para dar su versión estaba el presentador Richard Barker, quien hace una semana denunció que también habría recibido amenazas de muerte.

Ese día Barker usó un chaleco antibalas y salió de la entidad junto con varios agentes de la Unidad de Muertes Violentas (Dinased) que lo escoltaron a un patrullero y lo acompañaron a su casa.

Comentó que recibió una llamada telefónica el jueves cuando salía de una radio donde labora actualmente.

Además, explicó que un allegado a él fue interceptado por hombres que lo confundieron y que al verle el rostro habrían dicho: “Este no es Richard Barker”.

 







También podría gustarte