Alejandro Cabeza fue implacable ante Universidad Católica, equipo al que el ariete millonario “vacunó” este miércoles con tres goles en el estadio Olímpico Atahualpa para que Emelec se lleve una victoria 3-2 en la altura, donde los dirigidos por Ismael Rescalvo están invictos en el 2021.




0 1.460

Emelec consigue victoria de 3-2 ante Universidad Catolica y sigue en la lucha de ser el puntero del Campeonato. Católica no pudo con los eléctricos, que están invictos en la altura. El triunfo 3-2 mantiene a los azules en la lucha por ganar etapa.

Alejandro Cabeza fue implacable ante Universidad Católica, equipo al que el ariete millonario “vacunó” este miércoles con tres goles en el estadio Olímpico Atahualpa para que Emelec se lleve una victoria 3-2 en la altura, donde los dirigidos por Ismael Rescalvo están invictos en el 2021.

Al desempeño estelar de Cabeza se sumó, en condición de figura, el arquero eléctrico Pedro Ortiz, que a los 90 minutos le atajó un penal a Juan Manuel Tévez e impidió la igualdad de los camaratas. Emelec, de visita ante escuadras de la Sierra, ya venció al Aucas, empató con Macará y sometió a Olmedo.

Con su victoria sobre los camaratas, los azules alcanzan en puntaje al líder Barcelona, que con 17 unidades está arriba por mejor gol diferencia (más 11 contra más 6 de Emelec).

Apenas a los 7 minutos llegó la ventaja, cuando desde la izquierda Ángel Gracia envió un centro al área y Cabeza remató para, pese a la marca adversaria, poner el 1-0.

Católica no se recuperaba de ese tanto cuando Cabeza los castigaba con el segundo. Luego de recibir un pase de Facundo Barceló, el artillero venció a Hernán Galíndez con un testarazo. A los 24, Guillermo de los Santos entregó mal la pelota, que le quedó a Barceló y solo frente a Galíndez, perdonó al enviar su remate afuera. Antes el charrúa estrelló un tiro en el horizontal (22 minutos).

Los quiteños tuvieron una leve reacción y descontaron a los 34 a través de Yuber Mosquera, quien logró el 1-2.

En la segunda parte, Emelec siguió sin darle espacio y respiro a los católicos. A los 55, Barceló con un cabezazo exigió a Galíndez, que mandó la pelota al tiro de esquina.

El uruguayo gestó el tercer tanto. Desde la derecha centró al área rival, la pelota no fue despejada por la zaga y le quedó a Cabeza, que la impactó para ser tercer gol (57). A los 75, Jorge Valencia acercó a los locales (2-3). Sobre el final, el drama: el juez sancionó una falta de Aníbal Leguizamón con un penal que atajó el meta Ortiz. Y de ahí, el festejo.

 







También podría gustarte