La nominación de la Presidenta fue confirmada con la reconsideración de la votación, que es una formalidad legislativa. Así, se dio paso a la elección que se había alargado en una sesión que fue suspendida ayer, luego de cuatro intentos. Ni su coideario Salvador Quishpe (Pachakutik), ni Rina Campain (Creo), tampoco Henry Kronfle (PSC), lograron la avenencia del Pleno de la Asamblea.




0 2.167

El Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik dirigirá por primera vez una función del Estado en Ecuador. Con 71 votos, Guadalupe Llori fue nombra presidenta de la Asamblea Nacional la tarde de este sábado 15 de mayo del 2021 en Quito.

La nominación de la Presidenta fue confirmada con la reconsideración de la votación, que es una formalidad legislativa. Así, se dio paso a la elección que se había alargado en una sesión que fue suspendida ayer, luego de cuatro intentos.
Ni su coideario Salvador Quishpe (Pachakutik), ni Rina Campain (Creo), tampoco Henry Kronfle (PSC), lograron la avenencia del Pleno de la Asamblea.

Una hora más tarde de lo previsto, a las 16:00 de este sábado, la Asamblea Nacional retomó su primera sesión para un cuarto intento de elegir a sus autoridades. La jornada se retomó con 134 asambleístas presentes, dos en modalidad de videoconferencia, y sin que las bancadas lograsen un acuerdo previo para reunir los 70 votos necesarios para elegir al presidente, dos vicepresidentes y cuatro vocales del CAL.

Después de tomar juramento, y de un choque de puños con Pierina Correa, Llori fue al atril. Allí prometió que actuará “con firmeza” para defender los derechos de los ecuatorianos y también llamó a la unidad, la reconciliación y prometió que contribuirá a la gobernabilidad del presidente Guillermo Lasso, entre aplausos del bloque de Creo.

Su intervención tomó menos de 15 minutos. Henry Kronfle, Carlos Falquez y otros socialcristianos conversaban, revisaban sus teléfonos o le daban la espalda.

Llori, quien durante el Gobierno de Rafael Correa fue encarcelada por unas protestas cuando ejercía como prefecta de Orellana, planteó “un compromiso, no un pacto por una justicia independiente y eficaz”. Ya desde el estrado, como Presidenta, dispuso continuar con la elección del resto de dignidades.

El asambleísta Washington Varela, quien se presentó como parte de una bancada compuesta por Creo y asambleístas independientes, mocionó a su coideario, Virgilio Saquicela, como primer vicepresidente del Parlamento.

La elección de Saquicela obtuvo también 71 votos a favor de Creo, independientes y Pachakutik, menos de Bruno Segovia, quien votó en contra. Las 65 abstenciones fueron del correísmo y el PSC. Llori cometió un error y le tomó juramento como presidente aunque enseguida corrigió.

Con 71 votos, Bella Jiménez, de la Izquierda Democrática (ID), es la segunda vicepresidenta de la Asamblea Nacional.

Las tensiones en la sesión fueron altas. La Escolta Legislativa tuvo que intervenir. Ocurrió cuando asambleístas de todos los bloques se volcaron al estrado de la directora de la primera sesión del Pleno, Pierina Correa (Unes). Los ánimos se caldearon luego de que la socialcristiana Dallyana Passailegui presentó una nueva moción para que su coideario, Henry Kronfle, ocupe la Presidencia.

Los asambleístas Dalton Bacigalupo, de la ID, y Francisco Jiménez, de Creo, enfatizaron que se trataba de un procedimiento ilegal, ya que un día antes no se había aprobado (por falta de dos votos) una primera moción para que Kronfle sea electo y tampoco una reconsideración.

.Publicidad.

Desde el estrado, Correa les dio la razón a ambos, lo que provocó aplausos sonoros de los bloques de la ID, Creo y Pachakutik. Y el enojo de Kronfle y su colega Carlos Falquez, quienes fueron los primeros en saltar hacia el estrado. Luego desde un costado acudieron los del correísta Unes y desde el otro los de Creo.

Pierina Correa dispuso un receso de 15 minutos, y la Escolta Legislativa debió acudir a protegerla. César Rohón, quien se desafilió del PSC en desacuerdo con un pacto con Unes, miraba la escena con sus brazos cruzados desde la puerta de acceso a la sala. Hubo gritos y ademanes.

Era el cuarto intento de la Asamblea, en menos de 24 horas, para designar un presidente, dos vicepresidentes y cuatro vocales del Consejo de Administración de la Legislatura (CAL).

 







También podría gustarte