Algunos portadores del virus presentan síntomas graves. Las complicaciones en la salud provocaron que sean hospitalizados y muchos de ellos quedaron intubados en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).




0 5.441

Hay preocupación en las zonas rurales de Santo Domingo de los Tsáchilas. Durante las últimas semanas se registra un notorio incremento de casos positivos de Covid-19.

Algunos portadores del virus presentan síntomas graves. Las complicaciones en la salud provocaron que sean hospitalizados y muchos de ellos quedaron intubados en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Representantes del Ministerio de Salud Pública (MSP), no ocultaron que exista incremento de contagios e indicaron que aplican un cronograma para llegar con las brigadas de vacunación.

Katerine Aguirre, epidemióloga provincial del MSP, reveló que entre los puntos más críticos constan: San Jacinto del Búa, Puerto Limón, Santa María del Toachi, Plan Piloto, La Villegas y Valle Hermoso.

La funcionaria dijo que en estos sectores se han detectado casos graves, pero que ha sido más fácil armar un cerco epidemiológico porque hay menos población que en la ciudad y el contacto únicamente es entre ellos.

Algo que llama la atención y preocupa es que el 50 % de los infectados ya contaban con las dos dosis contra el virus. No obstante, a ellos se les presentó una sintomatología leve.

En coordinación con el Ministerio de Educación se ha intervenido en estos sitios con las brigadas de vacunación. Escogen la unidad educativa más grande y que tenga acceso a la internet para cumplir con el proceso sin mayores complicaciones.

Alrededor de 2500 dosis se designan diariamente a la zona rural. La prioridad es inmunizar a la población mayor de cinco años, aplicar el refuerzo al grupo de la tercera edad y a las personas con enfermedades catastróficas.

Ximena Orosco, presidenta de Luz de América y del Conagopare, aseguró que el tema es preocupante y lamenta la desobediencia que demuestran algunos ciudadanos.

Ella también se contagió, al igual que la mayoría de sus compañeros en el Gobierno parroquial. Reveló que muchas personas ya requieren tanques de oxígeno y le preocupa que las cosas se salgan de control.

“Se ha puesto difícil la situación en el sector rural, hay bastantes contagiados. Han venido las campañas de vacunación, pero también persiste la indisciplina ciudadana”, dijo la funcionaria.

Desde el Conagopare se suspendieron todas las actividades que tenían planificadas por Navidad y Año Nuevo. El objetivo fue evitar aglomeraciones y disminuir la ola de contagios.

 







También podría gustarte