Hace ocho días que Haití atraviesa continuas protestas en reclamo de la renuncia del presidente Jovenel Moise, las cuales dejaron nueve muertos y generan una paralización de la actividad económica de pérdidas millonarias.





0 484

Hace ocho días que Haití atraviesa continuas protestas en reclamo de la renuncia del presidente Jovenel Moise, las cuales dejaron nueve muertos y generan una paralización de la actividad económica de pérdidas millonarias.

Puerto Príncipe sigue paralizada, sin transporte público, con escuelas y bancos cerrados, y en las estaciones de combustible temen más saqueos.

Los promotores de las protestas -convocadas por el Sector Democrático y Popular, integrado por líderes de partidos de oposición y por grupos populares volvieron a rechazar cualquier tipo de conversación con Moise, un empresario del sector banano que llegó al poder sin experiencia en la política y que permanece en silencio desde el sábado cuando hizo un llamado al diálogo.

Las manifestaciones, que aumentaron la inseguridad en la nación caribeña y provocado un clima de caos e incertidumbre, se producen en medio de una severa crisis económica, que se agravó por una fuerte depreciación del gourde, la moneda oficial, y por la crisis de electricidad derivada de la escasez de gasolina.

La economía de Haití, donde más de la mitad de los 10 millones de habitantes sobrevive con menos de 2 dólares diarios, creció apenas 1,4% en 2018, una de las más bajas de la región y muy por debajo del 2,2% que se pronosticó a principios del pasado año y que después fue reducido al 1,8%.

Los manifestantes también exigen justicia en las supuestas irregularidades en el programa Petrocaribe, a través del cual Venezuela suministra petróleo a este país a precios blandos.

Con información de cronista.com







También podría gustarte