..


La toma de juramento estuvo a cargo de la presidenta de la Asamblea Nacional, Guadalupe Llori, quien también le impuso la banda presidencial y la condecoración del Gran Collar de la Orden Nacional al Mérito, el máximo galardón del Estado ecuatoriano.




0 1.964

El guayaquileño Guillermo Lasso Mendoza juró este lunes 24 de mayo como nuevo presidente del Ecuador, para los próximos cuatro años, en una ceremonia que se cumplió en la Asamblea Nacional, en Quito.

La toma de juramento estuvo a cargo de la presidenta de la Asamblea Nacional, Guadalupe Llori, quien también le impuso la banda presidencial y la condecoración del Gran Collar de la Orden Nacional al Mérito, el máximo galardón del Estado ecuatoriano.

“Queda usted legalmente posesionado como presidente de la República del Ecuador”, expresó Llori tras tomar su juramento. También le ciñó la banda con la leyenda “Mi poder en la Constitución”.

El presidente firmó también su primer decreto ejecutivo, por el cual asumió la Presidencia Constitucional de la República del Ecuador para los próximos cuatro años.

Llori también le tomó juramento al médico cuencano Alfredo Borrero como vicepresidente de la República.

Luego del juramento del presidente Lasso y del vicepresidente Borrero, el expresidente Lenín Moreno salió del Salón Plenario Nela Martínez y se dispuso a abandonar el Palacio Legislativo. Previamente a su arribo, la bancada correísta mostró pañuelos negros.

Este “es un día de renovación porque el gobierno que hoy nace tiene la responsabilidad de liderarnos hacia un nuevo siglo de republicanismo”, dijo Lasso en su discurso de investidura en el que prometió que trabajará por los sectores más vulnerables de la sociedad.

También indicó que en su administración “se inicia el camino al Ecuador del encuentro”, que recoja su diversidad social y las diferentes orientaciones de pensamiento, con el objetivo de alcanzar un país equitativo y de prosperidad.

A pesar de la pandemia, casi 400 invitados se dieron cita en el pleno de la Asamblea Nacional. El aforo en el Palacio Legislativo, donde se desarrolló la posesión presidencial, fue del 30% de asistentes, pero no hubo multitudes y programas musicales como en otros años.

 







También podría gustarte