Diario Digital de Santo Domingo y Ecuador

El Equipo de Liga Quito venció 2-1 a Fluminense pero no le alcanzó para clasificar a Sudamericana



0 196

El Equipo brasileño Fluminense, que tenía un gol de local a su favor, clasificó este jueves a los cuartos de final de la Copa Sudamericana 2017 pese a perder 2-1 con el ecuatoriano Liga de Quito en el partido de vuelta de la fase de octavos.

Hasta ese momento, Liga de Quito tenía asegurada la clasificación gracias a los tantos del argentino Hernán Barcos y el ecuatoriano José Francisco Cevallos, quienes marcaron en el 57 y el 60, respectivamente.

El delantero esperó agazapado como una fiera el pase por derecha que envió Cevallos y saltó en el momento justo para darle al balón y burlar la defensa de Fluminense, que nada pudo hacer para impedir el primer gol del partido.

Minutos después, Cevallos definió el segundo tanto. El mediocampista que estaba frente al arco de Julio César recibió un centro de Anderson Julio y pateó con fuerza hasta dejar el esférico dentro de la red.

El gol de local que había anotado Fluminense en Brasil en el partido de ida jugó a favor de la clasificación del equipo, que en la altura de Quito mostró un juego débil y sin mayores acciones de peligro.

De su interés: Liga de Quito no pudo vencer a Fuerza Amarilla en Casa Blanca y empató 1-1

A diferencia de los ‘albos’, el ‘Flu’ se encerró en la zona de defensa y tuvo pocas ocasiones de marcar.

Los brasileños arrancaron mostrando más seguridad que su rival, pero decayeron rápidamente, cediendo la posesión del balón a los locales.

La primera oportunidad de Fluminense llegó en el minuto 3, luego de un tiro libre. Peu cabeceó el balón llevándolo muy cerca del arco de Leonel Nazareno, quien alcanzó a manotear la pelota y alejó el peligro.

Esa jugada lejos de intimidar al equipo azucena lo motivó y el contraataque llegó con Anderson Julio en el minuto 4. A partir de ese momento Liga de Quito despertó y recuperó terreno convirtiéndose en un equipo más ofensivo.

El ‘pirata’ Barcos buscó el gol con insistencia, al igual que Julio y Cevallos. En el minuto 10 el delantero argentino recogió un pase largo de Jhon Narváez tras desmarcarse del defensa Nogueira y con un cabezazo intentó burlar sin éxito el arco de Fluminense.

Tres minutos después, el mismo Barcos intentó rematar de zurda contra el arco rival, pero su demora en la definición le permitió a Nogueira lanzarse al piso y bloquear el disparo.

Para ese momento a fluminense solo podía dedicarse a contener los avances de Liga que fue más efectiva en sus llegadas por la banda derecha.

Fluminense se medirá en los cuartos de final con el Flamengo, que dejó fuera al campeón defensor Chapecoense.

La noticia tiene 436 palabras

También podría gustarte
Comentarios
Espere por favor Loading...