Los anfitriones del evento, los príncipes Guillermo y Enrique, hijos de Diana, fueron los encargados en quitar el velo que cubría la estatua, sin embargo, no ofrecieron discursos, como se tenía previsto.




0 1.704

La difunta princesa Diana fue honrada hoy, 1 de julio, en lo que habría sido su 60 cumpleaños, con una estatua conmemorativa en el recientemente rediseñado Sunken Garden en el Palacio de Kensington. Entre los primeros invitados en llegar estuvo su hermano, Charles Spencer.

Sus hijos, los príncipes Guillermo y Enrique, encargaron en 2017 esta estatua en honor a su madre al escultor británico Ian Rank-Broadley.

Los anfitriones del evento, los príncipes Guillermo y Enrique, hijos de Diana, fueron los encargados en quitar el velo que cubría la estatua, sin embargo, no ofrecieron discursos, como se tenía previsto. En su lugar, emitieron una declaración escrita:

“Hoy, en el que habría sido el cumpleaños 60 de nuestra madre, recordamos su amor, fortaleza y personalidad, cualidades que la convirtieron en una fuerza a favor del bien alrededor del mundo, cambiando incontables vidas”, dijeron.

“Cada día deseamos que ella estuviera con nosotros y nuestra esperanza es que esta estatua sea vista para siempre como un símbolo de su vida y legado”.

 







También podría gustarte